Menú

tertulia lavara

Cuento un poco sobre semana santa

Las cofradías, Internet y los Foros de opinión

Todos tenemos a veces la tentación de imaginar un mundo diferente, un mundo a nuestra medida y que las cosas pasaran a nuestro gusto.  Y lo que  suele ocurrir es que cuando llegamos a ese punto nos despertamos y nos damos de bruces con la realidad, que por lo general no es ni mejor ni peor, simplemente lo que nos toca y punto.

Estamos  finalizando 2009 y las cosas no son como hace cien años, ni como hace cincuenta, ni siquiera como hace diez años. El mundo ha cambiado muchísimo y  aunque tengamos una visión positiva  lo cierto es que no podemos retroceder en el tiempo  por lo tanto  debemos tomar conciencia de como actuar  en nuestro entorno.

Internet ha supuesto un enorme cambio en la sociedad aunque queramos vivir al margen , seguirá existiendo e influenciando de manera determinante el avance del comercio y la comunicación. Una red global de comunicación que tiene muchas ventajas y algunos inconvenientes.

Los datos que aporta la prensa, puede quedarse simplemente con el número de usuarios de redes sociales, foros o páginas web. Son muchos sí, pero el número no es lo importante. Lo que este tipo de páginas viene a demostrar es que las formas de relacionarse han cambiado, y mucho. Que los lenguajes y las técnicas de comunicación son totalmente diferentes a las que había, sin ir más lejos, en 1990. Hace veinte años nadie llevaba teléfono móvil, nadie tenía internet en casa. Y para muchos millones de personas, solo sólo los jóvenes, la vida diaria sería inconcebible sin internet.

Las cofradías cartageneras fueron pioneras hace una centuria. Abordaron con valentía una reforma estructural que les permitió abordar -suele decirse- un período de extraordinario crecimiento. Pero por encima de eso, la creación de agrupaciones las dotó de una mayor cercanía a la gente, de una mayor penetración social. Más participativas, integradoras y modernas.

Hoy, sin embargo, las cofradías miran con recelo a las nuevas tecnologías. Desde quienes las ignoran a conciencia a quienes las condenan. Desde quienes miran con recelo a quienes participan -participamos- en foros o espacios de debate en internet a quienes colocan a dichos usuarios en listas negras y se les considera poco menos que el enemigo.

Es evidente que cada uno es dueño de sus actos, esclavo de sus palabras y responsable de sus decisiones. Lo que ocurre es que, al margen de cuestiones legales -que las hay y ante las que nadie (ni unos ni otros) es impune-, lo que más me apena es que, en mi opinión, éste es un tremendo error de concepto, de criterio y de estrategia. Y que los verdaderos líderes, los auténticos responsables de instituciones de todo tipo, deben mirar no sólo al futuro inmediato, sino un poco más allá.

Las cofradías no pueden avanzar si se desconectan de la sociedad. Si presciden de los jóvenes. Si pretenden que quien quiera acercarse a ellas hable su lenguaje y punto. Como asociaciones católicas tienen una misión evangelizadora, y eso implica “id y predicad el Evangelio”, no quedarse sentados a ver si alguien se acerca y pregunta. Como entidades sociales -las más potentes de Cartagena- deben además dotarse de estructuras sólidas, participativas, de tener iniciativa para ser atractivas a la sociedad, de pensar que sólo desde el respaldo de muchos podrán subsistir para desarrollar todas sus funciones, procesiones incluidas.

No basta con tener una o varias páginas web. Eso ya forma parte del pasado. Es necesario utilizar en beneficio propio los nuevos modelos de comunicación. Contar con redes sociales propias o participar en las ya existentes, aprovechar la inmediatez que aporta internet para estar en perfecta comunicación con todos los hermanos quelas  forman parte de las agrupaciones, de las cofradías. Dejar de escudarse en fantasmas y absurdos (el anonimato, por ejemplo) y asumir que cuando en un foro no se escucha tu opinión, lo mejor es plantearla, no callar. Que por supuesto que nunca todo el mundo estará de acuerdo, que habrá críticas, pero que si la participación fuera masiva, las proporciones serán las reales, y que las posiciones minoritarias se verán como tales.

Es necesario ver las ventajas, que las hay, tanto para quienes residimos fuera de Cartagena y gracias a internet podemos tener una cercanía, una visión, un sentimiento hasta ese momento exclusivo de quienes viven en la ciudad, como para hablar el mismo lenguaje de las generaciones que, por ley de vida, deberán relevarnos algún día, si es que queremos que después de nosotros haya algún día, claro.

Es obvio que se puede decir que no. Que no nos interesa y gracias. Pero que no mientan. Que no se escuden en el medio. Si no se soporta la crítica, si se busca un pensamiento único, si la palabra democracia no es más que una molesta entrada del Diccionario, entonces internet solo será una excusa, porque lo que no se quiere es que nadie opine, ni aquí ni en la calle Campos.

Hace algo más de cuatro años creé en una comunidad de foros de internet (miarroba) un foro de Semana Santa, ante la desaparición del que lo había precedido. Ya por entonces se había criticado duramente por parte de algunos al anterior, pero entendí -y entiendo- que no es malo que la gente opine. Que aunque no nos guste o no participemos, lo van a seguir haciendo, y que es preferible estar que hacer el avestruz, porque por mucho que metamos la cabeza bajo tierra, el mundo no desaparece. Posteriormente renuncié a ser administrador y moderador del mismo, asumiendo dichas funciones una asociación de Procesionistas que hace, ni más ni menos, que lo que tiene que hacer. Algunos no han pensado -quizá- que si no existiera este foro habría otros -de hecho los hay-, y vete tú a saber quien ejercería la moderación de los mismos.

Invito a las cofradías a reflexionar sobre la importancia del uso de las nuevas tecnologías y  a participar activamente en este foro.

Agustín Alcaraz Peragón.

Biblioteca Digital La Vara Hemeroteca

Gracias a la digitalización  del archivo municipal y algunos diarios podemos acercarnos un poco más a la visión y experiencia de nuestros antepasados con referencia a la Semana Santa ya que siempre ocupó grandes espacios en la prensa escrita a lo largo del tiempo.

        Colocaremos transcripciones de los artículos de prensa que consten el Archivo Municipal o en las Hemerotecas Digitales de los diarios de prensa escrita y cuando sea posible para descargarlo o consultar.

Biblioteca digital La Vara

La Asociación Procesionista Tertulia La Vara en defensa de la necesidad de conservar las características esenciales de nuestras procesiones.  Desde aquí  bogamos por el mantenimiento de las tradiciones, costumbres, arraigados en  una personalidad única, que es uno de los principales atractivos de la Semana Santa cartagenera.

Queremos plasmar  lo que de ella se ha escrito a lo largo del tiempo, su evolución, los debates generados y los documentos publicados en torno a la más importante de nuestras tradiciones y que resulte una herramienta para quienes quieran profundizar en su conocimiento, no solo para los procesionistas.

Nuestra biblioteca digital no ha podido tener acceso a muchos documentos que desgraciadamente  se han perdido o pertenecen a colecciones privadas.

En las secciones que la componen podrán consultarse cuantos documentos, publicaciones o artículos vayamos recopilando, en esta tarea de divulgación de nuestra historia.

De entrada se ha estructurado en cuatro apartados:

Hemeroteca (periódicos y artículos de prensa)

Pregones de nuestra Semana Santa

Guías y Programas

Publicaciones Varias.

Mariano Benlliure y Gil

Juegos excelsos del cincel del orfebre, tributos históricos, imágenes religiosas series icónicas, milagros de las pasta, el color y el fuego del ceramista, garbo y ritmo de los coso o sonrisas de brotes carnales en la infancia desnuda, hija del gusto de ver y de la belleza, salieron de sus manos durante más de setenta años, con la limpia fruición de la emoción.

Cobran una misteriosa firmeza de juventud. Manos temblorosas de chiquillo pobre que se gana la vida demasiado pronto. Modela promesas geniales; manos temblorosas de octogenario que reencontraban, al tocar el barro, la cera, el leño y el bloque pétreo, una fortaleza de madurez eterna. Obra cotidiana e ininterrumpida desde 1871 hasta 1947.

 El escultor que pintó con el cincel, escrito por José Francés con motivo del fallecimiento de Mariano Benlliure y publicado en La Vanguardia el martes 11 de noviembre de 1947.

 

tecnicas y desfiles

 Definiendo mis impresiones de aquella primera Semana Santa cartagenera, puedo resumirlas en tres caracteres destacados y cómo  hicieron vibrar mis sentidos en esas noches de primavera de hace tres años: Orden, Luz, Perfume.

Orden.- El orden  es la armonización de la belleza. Los procesionistas cartageneros conocen su valor y con su organización saben dar realce a sus desfiles,  convirtiendo  la disciplina en fervor.

Luz.- Toma un valor multiplicado cuando es tributo a imágenes divinas y para alegría del alma,  para realzar sus bellezas y atraer, como mariposas, a las almas enamoradas del arte y buscadoras de Dios. Hay mucha luz en las procesiones cartageneras y arte para  aplicarla a un  espectáculo de profundo significado: Inolvidable. 

Pedro Tallón Cantero destacaba, en la Guía de la Semana Santa de 1944  que lo que mas le había llamado la atención era precisamente la luz y el orden en  la primera Semana Santa que había vivido en Cartagena en el año 1941. Y esas dos cosas es lo que hacen totalmente distintas las procesiones cartageneras.

 Iremos publicando artículos de opinión que estén relacionados con el desfile de los tercios y  las procesiones cartageneras con sus  innovaciones técnicas que se han ido produciendo.

Las cofradías de Semana Santa de Cartagena

Las cofradías de Semana Santa de Cartagena heredaron  un rico patrimonio  de siglos pasados con un conjunto de imágenes y grupos escultóricos de Francisco Salzillo (siglo XVIII) y que gran parte se perdió en la guerra civil.

A pesar de ello podemos contar hoy en día con el conjunto de escultura religiosa más importante del siglo XX español. Junto a nombres del pasado más lejano, como Salzillo,  las firmas de Mariano BenlliureJosé CapuzFederico Collaut Valera o Juan González Moreno, escultores todos fundamentales para entender la evolución de la plástica figurativa en la España de los últimos cien años.”

En el apartado de la  guía Semana Santa de Cartagena Paso a Paso (editada por la Concejalía de Turismo del Exmo. Ayuntamiento de Cartagena) dedicado a los 4 grandes escultores de la Semana Santa cartagenera,  José Francisco López Martínez  dice que pretende que el lector pueda formarse una idea de la obra y la personalidad de los mismos a través de distintos puntos de vista. Cada escultor contará con  una biografía y  un apartado dedicado a su repercusión en Internet donde se podrá enlazar directamente con los principales artículos o noticias  en la red. Hemeroteca donde se podrán consultar artículos de la prensa contemporánea del escultor tanto en transcripción directa como en la consulta de la noticia en su edición original y una sección de publicaciones (por ahora solo disponible para José Capuz)  podrán descargarse las  publicaciones monográficas dedicadas a los distintos escultores que conforman el archivo de la Asociación Procesionista Tertulia La Vara. Así nos haremos una idea de la trayectoria de estos artistas, de sus fuentes de inspiración y  como  una formación adecuada incrementó su talento.