Menú

tertulia lavara

Cuento un poco sobre semana santa

El origen de los testigos de Jehová

Esta creencia religiosa tiene origen en el año 1879, Su fundador fue Charles Taze Russell, hombre que dispuso de tiempo para estudiar la biblia.

Este fundador surgió del protestantismo estadounidense y dentro de un  grupo de milenaristas que esperaban la presencia de Cristo y el fin del mundo por aquellos momentos (George Storrs, Nelson Barbour, pastor adventista y grupo de seguidores). Russell en 1879 veía que sus esperanzas universal de vida se desvanecían, y consideró por sus estudios bíblicos que la presencia de cristo en realidad era invisible, encontró que este punto de vista coincidía con el adventista Nelson Barbour,.Luego una seria de controversias´doctrinales Rssell separado de Barbour decidió fundar su propia publicación Zion’s Watch Tower and Herald of Christ’s Presence, conocida actualmente como torre de Vigía o La Atalaya, es de esta manera como comenzó una serie de libros y publicaciones, tras la muerte de Russell en 1916, tomó la presidencia el juez Rutheford. Fue este juez quien, en 1931, cambio el nombre de la organización a la denominación actual. Desde 1942, le sucede Natan Homer Knorr, quien establece la prohibición de las transfusiones de sangre y vaticina el fin del mundo para el año 1975. El último presidente fallecido es Frederick William Franz. El actual, a partir de 1992, es Milton G. Hensche.

A partir de la década  1940 el grupo comenzó a divulgarse grandemente de sus ideas por medio del contacto con la gente a través de viajes. Su estructura es verticalista. La forman las bases de predicadores hasta las cúpulas superiores de congregaciones.Es una sociedad anónima de características mercantiles. La forman doce personas.

El trabajo de base, predicación y venta de publicaciones son las congregaciones de aproximadamente 100 personas por grupo. Cada una de estas congregaciones están dirigidas por un siervo ministerial (administrador del local, aseo, organización semanal de las reuniones, etc.). Le sigue en jerarquía el cuerpo de ancianos o presbíteros, que son los encargados de velar por la conducta de los miembros y controlar el grado de participación de los mismos en lo que respecta a la divulgación de sus ideas o “predicación”. Éstos forman el comité judicial, que posee la función de amonestar o en caso extremos expulsar a aquellos que disienten de las doctrinas básicas o que se hayan visto involucrados en pecados graves.El circuito lo forman de 20 a 25 congregaciones y lo dirige el superintendente o “siervo de circuito”. Por encima de este se encuentra el distrito (grupo de circuitos), a cargo de un “siervo de distrito”. Ambos siervos cumplen la función de controlar el estado de las congregaciones en el orden moral y de organización. Les siguen los superintendente de zona y sucursal. Cada una de estas sucursales están a cargo de un director (por ejemplo, de México). Éstos a su vez responden a los a la central en los Estados Unidos, es decir, al cuerpo gobernante.

Deja un comentario